Diabetes mellitus: Definición, causas y tratamiento | Sanihub

La diabetes mellitus es una enfermedad que puede aparecer por dos motivos diferentes. O bien puede deberse a que el páncreas haya dejado de producir insulina suficiente para que funcione el organismo, o bien puede deberse a una resistencia de las células a la insulina.

Puesto que puede deberse a dos causas diferenciadas, es importante conocer que la diabetes mellitus está clasificada en distintos tipos. Por un lado, encontramos la diabetes mellitus tipo 1, que es la debida a la falta de secreción de insulina por el páncreas. Este tipo de diabetes suele diagnosticarse antes de los 35 años, y aparece de forma repentina. Por otro lado, encontramos la diabetes mellitus tipo 2, debido a una progresiva resistencia de las células a la acción de la insulina.

Diabetes mellitus: síntomas y diagnóstico

La diabetes como tal no produce síntomas en nuestro organismo, la culpable de que aparezcan algunas molestias es la hiperglucemia, o elevación de la cantidad de glucosa en sangre. Esto hace que de alguna forma se pueda detectar y que se pueda proceder a las pruebas médicas de diagnóstico.

Los síntomas más comunes son la necesidad de orinar con mucha frecuencia, la sed constante, la fatiga, el hambre incesante y la pérdida de peso repentina. Si algunos de estos síntomas se manifestaran, sería imprescindible acudir a un especialista para que estableciera un diagnóstico.

Actualmente, existen cuatro tipos de pruebas diagnósticas clínicas para la diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2. La primera de ellas es, tras la aparición de los síntomas de la hiperglucemia, la realización de una analítica que tome los niveles de glucosa en sangre. La segunda prueba de diabetes mellitus es la analítica en ayunas, que suele ser la vía por la que se descubren la mayoría de los casos.

Otra prueba que ayuda a la detección de diabetes mellitus tipo 1, tipo 2 y gestacional es el test de sobrecarga oral a la glucosa, una prueba que consiste en ingerir 75 g de glucosa diluida en agua y permanecer dos horas en reposo. Por último, existe una analítica especial que detecta la evolución de los niveles de glucosa en sangre durante los últimos 3 meses.

Diabetes mellitus: tratamiento

La diabetes mellitus tiene tratamientos diferentes para cada uno de sus tipos. El tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 consiste en la administración, de por vida, de insulina. Además, para mejorar la salud y reducir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, se puede establecer una dieta cardiosaludable y mantener un estilo de vida activo.

Por su parte, el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 es más complejo, ya que se debe a una resistencia de las células a la actuación de la insulina que segrega el páncreas. Este tratamiento se suele realizar en dos fases. La primera de ellas consiste en pautar una dieta y ejercicios cardiosaludables. Si esta fase no surte efecto en la salud de los pacientes, el especialista puede optar por los antidiabéticos orales. En caso de que ni siquiera estos surtieran efecto, habría que comenzar a suministrar insulina, como en la diabetes mellitus tipo 1.

Si bien es cierto que la diabetes mellitus tipo 1 suele deberse a una herencia genética, existen métodos preventivos contra la diabetes mellitus tipo 2 como pueden ser el ejercicio físico diario, una dieta equilibrada con mayor presencia de vegetales, la reducción de la ingesta de azúcares libres o las analíticas periódicas. Estos métodos preventivos deberían llevarse a cabo en todo caso para garantizar un estilo de vida sano y libre de problemas cardiovasculares.

Categorías: