Síndrome metabólico: síntomas y tratamiento | Sanihub

Cuando mencionamos Síndrome metabólico (SM), Síndrome de Reaven o Síndrome de resistencia a la insulina, estamos haciendo referencia a un conjunto de factores de riesgo que indican que hay una probabilidad elevada de padecer una enfermedad cardiaca, un accidente cerebrovascular y/o diabetes tipo 2.

Antes de continuar, debemos dejar claro que este síndrome no es una enfermedad en sí. Pero entonces, ¿qué es el síndrome metabólico? te preguntarás. Podemos afirmar que son varias señales que alertan sobre problemas de salud más graves. Uno de los denominadores comunes de las personas que presentan este problema es la resistencia a la insulina.

analisis completo para hombre y mujer

Síndrome metabólico: síntomas

A continuación, mencionamos algunos signos de advertencia del síndrome metabólico:

  • Aumento de la presión arterial (igual o superior a 130/85 mmHg)
  • Exceso de grasa en la zona abdominal
  • Niveles bajos de HDL, conocido popularmente como “colesterol bueno”. (Menos de 40 mg./dl. en hombres y menos de 50 mg./dl. las mujeres)
  • Altos niveles de triglicéridos (más de 150 mg./dl.)
  • Azúcar alta en la sangre (igual o superior a 150 mg./dl.)

Si, al menos, cumples tres de estos factores de riesgo, lo más probable es que puedas padecer el síndrome metabólico. No obstante, este diagnóstico será confirmado por tu médico.

pinchazo diabetes

Síndrome metabólico: tratamiento

Si tienes el síndrome metabólico, no desesperes. La mejor manera para que desaparezcan este conjunto de afecciones en tu organismo es hacer pequeños cambios en tu estilo de vida, principalmente en cuanto a alimentación y ejercicio se refiere.

Por ejemplo, te aconsejamos los siguientes hábitos:

  • Salir a pasear: intenta caminar, al menos, 30 minutos cada día. Una caminata así mejora el funcionamiento de la insulina en tu cuerpo, así como la presión arterial y los lípidos en la sangre.
  • No fumar.
  • Evitar las bebidas que solo te aportan calorías vacías. Es decir, aquellas que te aportan energía, pero ningún nutriente, como el alcohol y los refrescos.
  • Por supuesto, la alimentación también debe ser muy importante en tu rutina diaria para evitar el sobrepeso y estar saludable. En este sentido, bajar de peso es imprescindible, ya que puede conllevar grandes beneficios para la presión arterial.

Asimismo, la dieta para síndrome metabólico tiene que ser rica en frutas y verduras, así como en fibra. Escoge alimentos con grasas saludables, como el aguacate, el aceite de oliva y los frutos secos.

Lo peor es que este problema tiende a aumentar año tras año con nuestros hábitos y ritmo de vida. Además, también es cada vez más habitual el síndrome metabólico en niños. La obesidad y el sobrepeso infantil está a la orden del día y es algo que hay que controlar minuciosamente. Este problema está despertando mucho interés en los pediatras los últimos años.

No olvides que la mejor forma para acabar con el síndrome metabólico es con la prevención, así que ponte manos a la obra y cuídate. Recuerda que tu salud es tu gran alidada.

Categorías: