¿Qué es la banda gástrica virtual?

La banda gástrica virtual es una técnica que combina la hipnosis y la reprogramación subliminal para hacer creer al estómago que es más pequeño de lo que realmente es con el objetivo de reducir la ingesta de comida y favorece la pérdida de peso.

Este tipo de tratamiento se basa en la creencia de que la obesidad es un problema permanente por lo que el paciente tiene que aprender a llevar una dieta equilibrada de forma voluntaria y sin esfuerzo para evitar el problema del efecto rebote. A través de la hipnosis el paciente recibe mensajes de rutinas saludables que pondrá en práctica después de la sesión.

Procedimiento de la banda gástrica virtual

Esta técnica actúa de forma similar a las de reducción de estómago, limita la cantidad de comida que se ingiere para poder perder peso. Para conseguir la sensación de saciedad sin utilizar ningún dispositivo externo, el paciente deberá asistir a una sesión de hipnosis. Cuando el paciente se encuentre en un estado de semi inconsciencia recibirá mensajes subliminales para disminuir el deseo de comer y adoptar nuevas rutinas alimentarias más saludables.

Este procedimiento basado en técnicas psicológicas de terapia cognitiva-conductual (TCC) para cambiar hábitos debe ser reforzado cada cierto tiempo. Los mensajes van perdiendo fuerza con el paso del tiempo, sobre todo en tratamientos largos. Además, de recibir grabaciones que el paciente escuchará de forma periódica deberá asistir a otras sesiones de hipnosis para adaptar los mensajes en función del momento en el que se encuentre.

Esta técnica actúa igual que otros procedimientos de reducción de estómago como la banda gástrica, de ahí su nombre. El paciente tomará menor cantidad de comida ya que el estómago mandará al cerebro el mensaje de saciedad antes de que este se llene. La banda gástrica virtual puede ser también una técnica complementaria a otros tratamientos quirúrgicos o no de reducción de estómago, ayudando al paciente a adquirir las nuevas rutinas sin tanto esfuerzo.

Ventajas y Desventajas

La principal ventaja que ofrece un tratamiento con banda gástrica virtual es que no existe intervención quirúrgica de ningún tipo, es un tratamiento no invasivo. Por lo tanto, no requiere hospitalización, ni deja cicatrices aunque sean mínimas.

Utilizar un tratamiento con banda gástrica virtual permite ver resultados desde el comienzo. Es decir, el paciente pierde peso desde la primera semana de tratamiento. Esta ventaja favorece la autoestima del paciente y fortalece las creencias de las nuevas rutinas.

En general, el coste de un tratamiento con banda gástrica virtual suele ser menor que el de otras técnicas de reducción de estómago.

Sin embargo, el tratamiento con banda gástrica virtual es una técnica relativamente nueva de la que no existe suficiente evidencia científica de resultados a largo plazo.

Además, es necesario que el paciente tenga cierta implicación debido a que debe asistir a sesiones de refuerzo para que los mensajes subliminales no pierdan fuerza. La pedida de peso en personas obesas es un tratamiento a largo plazo.

Los mejores tratamientos para perder peso, en Sanihub

Categorías: