Estómago inflamado

Esta afección en la que el estómago se siente inflamado, hinchado o lleno de aire se llama distensión abdominal. Son síntomas muy frecuentes y en general poco graves, más bien molestos. La distensión abdominal puede ser causada por comer en exceso o algunos alimentos, por enfermedades o problemas digestivos, o por malos hábitos.

¿Qué alimentos favorecen un estómago inflamado?

Algunas personas tienen dificultad para digerir ciertos alimentos y llegan parcialmente digeridos del intestino al colon. Cuando los alimentos no están totalmente procesados el colon debe “terminar el trabajo” con las bacterias que contiene, este proceso produce muchos gases.

mujer prepara alimentos para controlar el estómago inflamado

En general, alimentos como las coles de bruselas, el brócoli, la cebolla, las habas, lentejas, etc son alimentos que durante su digestión producen muchos gases e inflaman el estómago. Al igual que tomar bebida con gas, llenan el estómago de aire y producen gases.

Por otro lado, hay alimentos que son especialmente difíciles de digerir por alguna persona, cuando esto sucede se llama intolerancia. Es común la intolerancia a la lactosa, el gluten, la fructosa y sorbitol. Los síntomas son: dolor abdominal, retortijones, gases, sensación de hinchazón, heces pastosas o diarrea.

¿Qué enfermedades pueden causar distensión abdominal?

Aunque la distensión abdominal no es un trastorno grave puede ser indicador de una enfermedad subyacente. Por ello, si el dolor es persistente, la inflamación no desaparece o se acompaña con cualquier otro síntoma, lo mejor es acudir al especialista que pueda determinar el alcance de la afección.

  • Síndrome del Intestino Irritable (SII): esta enfermedad provoca inflamación de estómago, molestias abdominales y alteración del tracto intestinal. No se conoce exactamente la causa por la que se desarrolla este trastorno: problemas de estrés, haber sufrido una infección gastrointestinal grave, intolerancias alimentarias o una contracción anómala del colón o del intestino delgado.
  • Reflujo gastroesofágico (ERGE): este trastorno se caracteriza por que los contenidos estomacales vuelven hacia atrás del estómago al esófago. Esto puede causar ardor, acidez, molestias estomacales, inflamación de estómago, etc. Este problema puede ser causado por una debilidad del músculo esofágico interior (el que permite el paso de los alimentos al estómago).
  • Estreñimiento: el estreñimiento no es una enfermedad en sí, es más un funcionamiento anormal del tránsito intestinal. Es decir, si la persona realiza 3 o menos deposiciones a la semana o bien tiene dificultad para expulsar las deposiciones, sufre de estreñimiento. Este trastorno provoca inflamación de estómago.
  • Gastritis: es una inflamación del estómago causado por una infección, fármacos, estrés, etc. En ocasiones es un trastorno puntual pero en otras significa que existe una infección que hay que tratar como Helicobacter pylori o enfermedad ácido-péptica.

el dolor de estómago causado por el estómago inflamado puede deberse a causas varias

¿Qué malos hábitos favorecen la inflamación del estómago?

El estómago puede inflamarse cuando comemos en exceso. Si comemos muy rápido y mucha cantidad, nuestro estómago puede tener dificultades para digerir toda la comida. Esto provoca molestias, inflamación y flatulencias porque no se está realizando la digestión de forma adecuada.

Algunas personas tragan mucho aire que llega hasta el estómago. Esto puede suceder cuando se mastica chicle con frecuencia, se come caramelos, se bebe con pajita, se habla mucho mientras se come, se está nerviosos o la dentadura postiza se lleva floja. Estas acciones que se realizan casi de forma involuntaria o inocente pueden provocar que el estómago se hinche por el aire tragado.

¿Cuándo acudir al médico?

Tener gases o molestias abdominales no son causa de problemas graves si han sido ocasionados por unos malos hábitos alimentarios o bien algún alimento más complicado de digerir. Sin embargo, en ocasiones estos síntoma van acompañados de otros como vómitos, diarreas, pérdida de peso, sangre en las heces que pueden indicar que existe alguna otra enfermedad que los provoca. En ese caso es aconsejable acudir al médico y que pueda evaluar el estado o gravedad de la situación.

Descubre los más avanzados tratamientos de nutrición y obesidad en Sanihub

Categorías: