Diferencias entre manga gástrica y bypass gástrico

La manga gástrica y el bypass gástrico son dos tipos de cirugía bariátrica basados en la reducción del estómago. Al limitar de forma drástica la capacidad del estómago, ayudan al paciente a perder peso. Tanto un tipo de operación como la otra están recomendadas para pacientes con obesidad mórbida o severa, IMC a partir de 40, y que hayan intentado otras alternativas previamente o bien para pacientes con obesidad (IMC entre 30 y 40) y que la pérdida de peso les ayude a mejorar otras patologías que padezcan como la diabetes, hipertensión arterial, cardiopatías, apnea del sueño, etc.

Sin embargo, existen grandes diferencias entre una técnica y otra. Estas diferencias se pueden agrupar en el tipo de procedimiento, el postoperatorio y el estilo de vida después de la intervención.

Diferencias en el procedimiento

Ambos procesos se pueden realizar por laparoscopia, lo que permite que la recuperación y la agresividad sea menor que con una cirugía abierta. Esta última solo se lleva a cabo en pocas ocasiones, intervenciones complicadas en la que algún órgano está mal colocado y pueda suponer algún riesgo para el paciente.

La principal diferencia entre una técnica y otra es el tipo de procedimiento. La manga gástrica es un procedimiento únicamente restrictivo, es decir, reduce la capacidad del estómago para limitar la cantidad de alimentos que se pueden ingerir. Sin embargo, el bypass gástrico además de ser un procedimiento restrictivo es malabsortivo, es decir, reduce la cantidad de nutrientes que puede absorber el estómago al eliminar parte del proceso de digestión.

Otra gran diferencia entre estas técnicas es el tamaño del estómago: con la operación de manga gástrica se elimina entre un 60 y un 80% del tamaño inicial del mismo, dejándolo con forma de tubo o manga; con el bypass gástrico se deja una pequeña porción del estómago con forma de bolsa con capacidad de entre 20 y 50 cc.

La última diferencia en el procedimiento es el tránsito digestivo. Mediante la manga gástrica este no sufre ningún cambio, sin embargo, con el bypass gástrico la pequeña bolsa es conectada directamente al intestino delgado dejando parte del proceso digestivo sin función. Solo se usa el 60% del intestino delgado.

Descubre los más avanzados tratamientos de nutrición y obesidad en Sanihub

Diferencias en el postoperatorio

Tanto la manga gástrica como el bypass son dos cirugías muy seguras para el paciente aunque la complejidad de una y otra, inevitablemente, influye sobre el tiempo de recuperación. Los pacientes a los que se ha realizado una manga gástrica, en general, pueden salir del hospital en 24-48 horas. Sin embargo, aquellos que han sido sometidos a un bypass gástrico permanecerán hospitalizados algo más, al menos 2 o 3 días.

Posteriormente, tanto unos como otros comenzarán con una dieta a base de líquidos desengrasados y de forma progresiva irán incluyendo en su ingesta alimentos más espesos hasta incorporar todos los alimentos. En general, este proceso, puede durar unas 4 semanas aunque en los pacientes con bypass se podrá alargar una semana más.

Diferencias en el estilo de vida

Una vez recuperados, tanto unos pacientes como los otros deberán aprender a tomar alimentos sanos, adoptando unos hábitos alimentarios saludables, y complementándolo con actividad física regular.

El peso que habitualmente pierden los pacientes que se han sometido a una cirugía de manga gástrica suele oscilar entre un 50 y un 70% del exceso de peso y el de los pacientes con un bypass gástrico entre un 60 y un 80% del exceso de peso en los primeros años. Estas cifras dependerán en gran medida de la implicación que tenga el paciente con su tratamiento.

Por otro lado, aquellos pacientes con un bypass gástrico suelen sufrir, de forma más habitual que los que tienen una manga gástrica, del “síndrome de dumping” o de “vaciado rápido”. Es una sensación de que el alimento pasa de forma rápida por el estómago llegando de golpe al intestino y provoca dolor abdominal, diarreas, náuseas o pesadez.

Categorías: