Cómo se hace una operación de reducción de estómago

La obesidad es un problema muy grave para aquella persona que la padece. Cuando se sufre una obesidad leve o sobrepeso el cambio de hábitos, la introducción de rutinas saludables e incluso el tratamiento farmacológico pueden ayudar a reducir esos kilos de más. Sin embargo, en ocasiones estas alternativas no son suficientes como para eliminar todos los kilos que sobran. La cirugía de reducción de estómago está dirigida a personas a partir de un IMC de 40 o 35 si se han probado previamente otras alternativas y no han dado resultados. En estos niveles del problema, es posible que el paciente tenga otra serie de patologías asociadas como diabetes, problemas cardiovasculares, respiratorios, vasculares o incluso oncológicos. Además del estigma social que puede generar en algunas ocasiones.

Una paciente se somete a una operación de reducción de estómago

La cirugía de reducción de estómago o bariátrica es una intervención que asegura una pérdida de exceso de peso entre un 45 y un 80%. Las cirugías bariátricas son procedimientos malabsortivos (redirige el estómago para que no absorba todas los nutrientes o calorías) o procedimientos restrictivos (reduce el tamaño del estómago conseguir la sensación de saciedad antes).

Procedimientos quirúrgicos

Las cirugías de reducción de estómago son un procedimiento quirúrgico invasivo por lo que es necesario anestesiar al paciente. Existen dos procedimientos para realizar una intervención de reducción de estómago: abierto o por laparoscopia. El cirujano intentará realizar la cirugía menos invasiva como es la laparoscopia aunque en ocasiones tendrá que elegir una cirugía abierta debido a que la posición de los órganos internos del paciente no facilita la laparoscopia o pone en peligro su seguridad.

En una operación abierta el cirujano practicará una incisión de entre 20 y 25 centímetros en el abdomen. Mientras que con la laparoscopia se realizan varias incisiones pequeñas en el abdomen para introducir el laparoscopio y los diferentes instrumentos quirúrgicos que ayudarán al cirujano a practicar la intervención.

La cirugía bariátrica es un conjunto de técnicas que engloban varios procedimientos: manga gástrica, bypass gástrico y banda gástrica.

  • Manga gástrica es un procedimiento restrictivo en el que se recorta o extrae parte del estómago dejando el resto en forma tubular o de manga. Esto reduce el tamaño considerablemente evitando la ingesta masiva de alimentos.
  • Bypass gástrico es un procedimiento malabsortivo que recorta la parte superior del estómago formando una pequeña bolsa y la sella con grapas quirúrgicas. Esta nueva y reducida bolsa estomacal se une con el intestino delgado en la parte baja con lo que se reduce el tránsito de los alimentos y la absorción de gran parte de sustancias y calorías en el estómago.
  • Banda gástrica es también un procedimiento restrictivo pero es el menos invasivo debido a que es reversible. Consiste en la colocación de una goma o banda alrededor de la boca del estómago para reducir la cantidad de comida que puede atravesar por esta zona, reduciendo la ingesta y consiguiendo la sensación de saciedad antes de tiempo.

Descubre los más avanzados tratamientos de nutrición y obesidad en Sanihub

Después de la cirugía se tendrá que permanecer hospitalizado unos días, dependerán de si la cirugía es en abierto o por laparoscopia. Durante un tiempo se tomará un tratamiento farmacológico para reducir y disminuir el dolor ocasionado por la intervención. En cuanto a los alimentos, se comenzará con poca cantidad y dieta blanda y posteriormente se irá adaptando a las nuevas necesidades del paciente y su estómago.

En cualquier caso, a partir de este momento comienza la verdadera implicación del paciente cambiando sus hábitos y rutinas alimentarias e introduciendo ejercicio. Es decir, el paciente debe llevar una vida más saludable.

Categorías: