La recuperación de espermatozoides es posible gracias al Micro-TESE

La azooespermia es uno de los trastornos principales que afecta a la fertilidad masculina, en un 20% de las situaciones, de este porcentaje el 67% tienen azooespermia no obstructiva. Las técnicas de reproducción asistida, fecundación in vitro con microinyección (FIV-ICSI), han permitido grandes avances que junto con esta nueva técnica de extracción de espermatozoides multiplica las probabilidades de éxito para alcanzar embriones fértiles.

Un médico especializado en reproduccion asistida informa sobre el micor-tese

Micro-TESE (micro-dissection testicular sperm extraction) es una técnica que consiste en realizar una biopsia testicular junto con un microscopio quirúrgico que permite al urólogo ampliar su visión (25-40 aumentos) y encontrar las zonas del testículo donde probablemente haya espermatozoides.

Esta prueba está indicada en pacientes con intentos fallidos en otras técnicas o con mal pronóstico de recuperación espermática. Micro-TESE es una cirugía que abre el testículo buscando los túbulos seminíferos más engrosados y blanquecinos, que son los que tienen mayor probabilidad  de contener espermatozoides. La probabilidad de encontrarlos aumenta hasta un 60% con esta técnica, debido a una búsqueda muy selectiva realizada con el microscopio quirúrgico.

¿Qué es la azooespermia?

La azooespermia es la ausencia de esperma en el fluido seminal. El 20% de los hombres sufren este trastorno, provocando dificultades de reproducción. La calidad o apariencia del semen no cambia si este tiene ausencia de espermatozoides por lo que solo cuando se realizan pruebas para determinar los motivos de la infertilidad se detecta.

La azooespermia tiene dos posibles causas:

  • Azooespermia obstructiva: obstrucción de la vía seminal, pudiendo tener origen en los testículos, en la próstata, o en los conductos deferentes.
  • Azooespermia no obstructiva: es un fallo testicular de producción de espermatozoides que en muchos casos es de origen genético.

La recuperación de espermatozoides con azooespermia obstructiva es relativamente fácil debido a que con una punción o biopsia se puede extraer esperma en casi todos los casos. Sin embargo,  con azooespermia no obstructiva es más complicado localizar espermatozoides (es un fallo de producción), gracias a la técnica Micro-TESE, la recuperación de espermatozoides es posible.

los mejores tratamientos médicos, en Sanihub

¿Qué beneficios aporta la técnica Micro-TESE?

La ventaja principal de esta nueva técnica es la disminución de daños asociados con técnicas anteriores. Las biopsias convencionales extraen mucho tejido testicular a ciegas, no existe la certeza de que el tejido extraído sea válido. El tejido testicular no se regenera por lo que hay que ser muy selectivo con la cantidad, además, si se extrae demasiado puede provocar problemas en la producción de testosterona.

Esta nueva técnica que aumenta la probabilidad de identificar túbulos con espermatozoides aumenta igualmente la posibilidad conseguir una fecundación del óvulo con espermatozoides del padre biológico, descartando la alternativa del banco de semen.

 

Categorías: