Oculoplastia: ¿Qué es? | Sanihub

Uno de nuestros sentidos más preciados es la vista. Por este motivo, debemos cuidar todo lo relacionado con nuestros ojos para estar felices con nuestra mirada, un aspecto que dice mucho de cada persona. Ahora bien, en ocasiones, el ojo y sus partes pueden sufrir patologías que debemos tratar cuanto antes. La oculoplastia es la cirugía que puede ayudar a recobrar la vitalidad de tu vista.

La cirugía plástica ocular, también denominada oculoplastia o cirugía oculoplástica, es la especialidad de la oftalmología encargada de las alteraciones o patologías que puedan aparecer en los ojos y alrededor de ellos, como en los párpados, las cejas, la vía lagrimal, etc. En este sentido, no solo es importante la estética en la oculoplastia, sino también el correcto funcionamiento del ojo.

Tipos de cirugía oculoplástica

Dentro de la cirugía plástica ocular, podemos encontrar diferentes tipos de procedimientos. Los más habituales son los siguientes:

  • Blefaroplastia o cirugía de párpados: este tratamiento quirúrgico elimina las bolsas de los párpados o los párpados caídos (ptosis palpebral). Evidentemente, si corriges el exceso de grasa de los párpados superiores e inferiores, conseguirás recuperar tu mirada. La cirugía de párpados es una intervención cada vez más habitual, sobre todo en hombres y mujeres entre los 30 y los 40 años de edad.

  • Ojo seco: con la edad, la secreción lagrimal suele menguar. Por ello, existen tratamientos con lágrimas artificiales, antiinflamatorios, corticoides, etc. que permiten mejoras temporales y alivio provisional, pero a día de hoy, existen técnicas más modernas que dan muy buenos resultados y ayudan a eliminar este problema como el láser IPL que combate la disfunción de las glándulas de Meibomio, la principal causa de esta afección.
  • Oculoplastia lagrimal: si sufres de lagrimeo constante, sabrás que es un problema bastante molesto e incómodo. Esta dificultad de eliminación de la lágrima es una patología que se conoce como “obstrucción de las vías lagrimales” y también tiene cirugía. El lagrimal obstruido es un problema muy frecuente en las consultas de oftalmología. Por este motivo, hay que tener en cuenta la oculoplastia lagrimal para solucionar esta afección.
  • Xantelasmas: se trata de un pequeño tumor benigno situado alrededor del párpado que se presenta en forma de placa amarillenta. Puede presentarse de forma bilateral (en los dos ojos) o unilateral (en uno solo). Su intervención quirúrgica es muy frecuente, principalmente cuando se encuentran en el párpado superior. Ahora bien, es un problema de estética más que de salud.

Además de todos estos tipos de cirugía oculoplástica que hemos mencionado, también existen muchos otros como la cirugía orbital, los tumores oculares, la intervención oculoplástica pediátrica, etc.

Como cualquier tipo de procedimiento quirúrgico, existe el riesgo de que no estés satisfecho con los resultados. En tal caso, es responsabilidad de tu oftalmólogo explicarte detalladamente las limitaciones de la cirugía e informarte debidamente de los riesgos que puede acarrear.

Ahora que ya te ha quedado claro qué es la oculoplastia, si estás pensando acudir al oftalmólogo, no olvides consultar todas las dudas que tengas, evitar algunos medicamentos siguiendo las instrucciones del cirujano y buscar a alguien cercano que te recoja el día de la operación y que te acompañe durante las próximas horas.

Categorías: