Test de apgar: ¿qué evalua?

El Test de Apgar es una prueba médica que se realiza justo cuando el bebé ha nacido para valorar si su estado de salud es positivo. Se denomina de esta manera porque lleva el nombre de la anestesióloga, especializada en obstetricia, Virginia Apgar, que fue la profesional quien ideó este examen en el año 1952, en el Hospital de Columbia.

Esta prueba, cuyas siglas corresponden a Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración, es la primera valoración que se realiza a un recién nacido, ya que tiene lugar en el primer minuto de vida y los 5 minutos. No obstante, si el pediatra lo considera necesario, también se puede hacer a los 10 minutos de vida.

test de apgar para recien nacidos

¿Qué evalúa el Test de Apgar?

En primer lugar, debes saber que esta valoración del recién nacido se mide a través de una puntuación Apgar concreta, siendo 1 la más negativa y 10 la valoración más positiva, dependiendo de la vitalidad del recién nacido. Estos valores entre 0 y 10 evalúan los siguientes parámetros:

  • Frecuencia cardiaca
  • Respiración
  • Tono muscular
  • Reflejos
  • Color de la piel

Por regla general, como hemos mencionado, se obtienen dos calificaciones: una, al minuto, y otra, a los 5 minutos de vida. La primera de ellas refleja las condiciones del nacimiento del neonato y la segunda muestra la adaptación del bebé al medio exterior y su capacidad de recuperación, es decir, con qué vitalidad responde a los estímulos.

Si la puntuación en alguno de los parámetros anteriores es muy baja, es muy probable que el bebé sea trasladado y observado en una incubadora durante las primeras horas de vida. Pero, normalmente, el resultado esperado es de 8 a 9.

Hay que tener en cuenta que el espacio del bebé cambia por completo una vez que nace, pasando de estar en el medio intrauterino a 38º, al medio extrauterino, donde las sensaciones no están amortiguadas, además hay ruido, frío, luz… Por este motivo, está comprobado que los neonatos cambian completamente su modo de respiración y su circulación sanguínea.

pruebas y chequeos pediátricos

Parámetros del Test de Apgar

Como hemos visto, el Apgar neonatal se evalúa midiendo las categorías de frecuencia cardiaca, respiración, tono muscular, reflejos y color de la piel. A continuación, analizamos cómo deben encontrarse todos estos parámetros para que el recién nacido se desarrolle correctamente y no tenga problemas.

  • Frecuencia cardíaca: se evalúa la frecuencia cardiaca del recién nacido mediante un estetoscopio. Podemos decir que es el parámetro más importante de los evaluados. Si hay latido cardiaco y supera los 100 latidos por minuto, el bebé está perfectamente. Si es inferior, habría que mirar exhaustivamente este parámetro.
  • Respiración: se valora si no hay problemas respiratorios o si las respiraciones son lentas y/o irregulares.
  • Tono muscular: muestra la fuerza de los movimientos del bebé y la flexión de las extremidades. Si, aparte de tener movimientos activos al nacer tiene las extremidades flexionadas, es buena señal. Por el contrario, un tono muscular pobre es aquel que presentan los bebés con extremidades estiradas o flácidas.
  • Reflejos: indica la reacción involuntaria y automática del recién nacido ante ciertos estímulos. Se evalúa el llanto, la tos, la mueca, los estornudos y el pataleo al ser estimulado.
  • Color de la piel: si la coloración del bebé es azul, no es una buena señal, así que la puntuación en esta categoría será de un 0 o un 1 (dependiendo de la tonalidad). Si, por el contrario, el cuerpo del recién nacido es rosado, todo va bien.

La puntuación de cada uno de los parámetros es de máximo 2 puntos, obteniendo un máximo de 10 tras la suma de las 5 medidas. En definitiva, este examen de evaluación ayuda a determinar a los médicos si los recién nacidos necesitan un tipo de ayuda determinada para estabilizarse o no. Como has podido comprobar, esta valoración completa del recién nacido es posible gracias al Test de Apgar.

Categorías: