Prueba del talón en recién nacidos | Sanihub

El screening neonatal, o prueba del talón, se trata de un análisis clínico de detección precoz de enfermedades metabólicas genéticas. A través de una prueba a los dos días del nacimiento de un bebé, y antes de que aparezcan los síntomas, se puede saber si padecerá algunas patologías metabólicas que actualmente no tienen cura, pero sí tratamiento preventivo.

La prueba del talón en recién nacidos es la recogida de unas muestras de sangre del bebé, a las 48 horas de haber nacido, que son extraídas normalmente del talón. La finalidad de esta prueba, normalmente dividida en dos etapas, es comprobar si existe alguna patología que pueda afectar al desarrollo cerebral del bebé.

pruebas pediatricas

¿En qué consiste la prueba del talón?

Como se ha mencionado anteriormente, la prueba consiste en un pinchazo superficial en el talón del recién nacido para extraer muestras de sangre. Estas muestras se recogen con un papel tamiz especial que posteriormente es enviado a laboratorio para su análisis.

En España, esta prueba se realiza de forma sistemática a todos los neonatos a las 48 horas de haber nacido, y normalmente se suele recurrir a un segundo pinchazo al cuarto o quinto día para confirmar los resultados.

En el caso de que los resultados sean negativos, se suelen enviar al domicilio de la madre a las tres semanas de las pruebas. Sin embargo, si fueran positivos, los doctores se pondrían en contacto lo antes posible con los progenitores para la realización de pruebas más concluyentes o comenzar con un tratamiento preventivo.

bebe recién nacido

Enfermedades detectadas con esta prueba

Las enfermedades metabólicas congénitas que puede detectar el screening o cribado neonatal, a día de hoy, no tienen una cura, sin embargo, su detección precoz es crucial para poder controlarlas mediante un tratamiento. Este tipo de enfermedades pueden afectar al desarrollo cerebral de las personas, así como al de algunos órganos como el hígado, los pulmones o el corazón.

Como bien se ha dicho, son enfermedades congénitas, es decir, hereditarias, y es que se trata de patologías que portan los genes y que no tiene por qué estar activas en los padres. Si bien es cierto que se trata de enfermedades poco frecuentes, lo mejor es detectarlas a tiempo en caso de que estén ahí.

La primera patología metabólica que se busca es el hipotiroidismo, una alteración de la glándula tiroides que provoca una insuficiencia de hormonas que afectan tanto al crecimiento del bebé como al desarrollo normal de su cerebro.

La anemia falciforme es otra de las enfermedades que se buscan prevenir, ya que provoca una malformación en los glóbulos rojos reduciendo su capacidad para transportar oxígeno, y, por lo tanto, provocando un retraso en la formación de algunos órganos.

En resumen, la prueba del talón concede la oportunidad de detectar de forma precoz patologías metabólicas que, en caso de ser ignoradas, podrían causar graves problemas neurológicos, respiratorios, trastornos en el crecimiento y algunas otras complicaciones en el desarrollo. En caso de que exista cualquier duda al respecto, lo mejor será consultar con un especialista médico que te aconseje y paute el tratamiento que mejor te convenga.

Categorías: