Endometriosis: preservar ovocitos y apoyo emocional

Los tratamientos más efectivos para tratar la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que afecta al 10% de las mujeres jóvenes, hoy en día. Es una patología que no tiene cura, sin embargo, si se detecta a tiempo se pueden paliar los efectos negativos de esta enfermedad.

En la endometriosis, el tejido endometrial crece fuera del útero. Se desconoce la causa de este crecimiento que puede provocar un dolor pélvico cíclico que aparece antes o durante la menstruación y que puede llegar a ser invalidante. En ocasiones este dolor aparece también durante las relaciones sexuales.

El diagnóstico se realiza mediante la sospecha de la enfermedad. La paciente, en muchas ocasiones, considera que solo tiene un dolor de regla y no acude al médico hasta que este es grave. Para confirmar el diagnóstico se realizará una biopsia laparoscópica.

El tratamiento recomendado, en función de la edad del paciente y su cuadro clínico, suelen ser antiinflamatorios, supresores de la función ovárica, cirugía conservadora o ablación del tejido, o histerectomía. Estos últimos tratamientos se realizan en casos más avanzados.

En la actualidad no existen novedades en el tratamiento de esta patología, lo que se busca es atenuar los principales efectos negativos como la inflamación, el dolor y la infertilidad. En algunos casos la paciente puede tener problemas para quedarse embarazada.

Preservar ovocitos

La endometriosis es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura. Por lo tanto, si la mujer quiere quedarse embarazada lo primero que tiene que plantearse al conocer el diagnóstico es “qué decisiones va a tomar al respecto”.

Si la endometriosis no está muy avanzada podría plantearse la maternidad cuanto antes. Sin embargo, cuando la enfermedad se agrava puede provocar obstrucción de las trompas o afectar a la reserva ovárica.

Hoy en día existen diferentes tratamientos con altas tasas de éxito para lograr la maternidad. Los ovocitos pueden ser preservados, congelados o vitrificados, hasta el  momento idóneo para realizar una fecundación in vitro. De esta manera, se eluden los problemas derivados de la endometriosis.

La preservación de ovocitos es una técnica que se basa en la congelación o vitrificación de óvulos a temperatura muy baja con el objetivo de disminuir las funciones vitales de la célula para que se puedan conservar intactas hasta el momento de su uso. Los avances tecnológicos han permitido que las tasas de éxito sean muy significativas.

El ovocito puede mantenerse en la unidad de almacenamiento el tiempo que sea necesario hasta su descongelación y fecundación.

Todos los tratamientos para actuar ante la endometriosis en Sanihub

Apoyo emocional

A pesar de que existen alternativas y tratamientos que pueden ayudar a paliar los efectos negativos de la endometriosis, no hay que olvidar que es una enfermedad crónica. Y como tal, hay que convivir con ella el resto de la vida.

Como toda patología conlleva una dimensión física –pruebas, diagnóstico y tratamiento- y una dimensión emocional –convivir con los síntomas, aceptar la enfermedad y asumir las consecuencias derivadas de la misma-.

Para mantener un bienestar emocional es necesario que la paciente se sienta apoyada y que tenga toda la información necesaria. La endometriosis puede ser asintomática pero también puede ser severa y grave, dependiendo del grado.

Los síntomas con los que se debe convivir son principalmente el dolor y fatiga. Un dolor que puede ser tan intenso que la invalide para realizar otras actividades. Afectando a áreas tan básicas como:

  • Rendimiento adecuado en la vida laboral, desarrollo profesional o académico.
  • Economía. Si se producen bajas frecuentes por la enfermedad se puede llegar a perder el trabajo, lo que deriva en una disminución de ingresos.
  • Disfrute del ocio, diversión o relaciones sociales.
  • Relación de pareja y vida sexual.
  • Fertilidad y maternidad.

El apoyo, el diálogo, la comunicación y la inteligencia emocional son recursos básicos para poder convivir con la endometriosis y tener un equilibrio emocional sano.

Categorías: