Diagnóstico genético preimplantacional: ¿en qué consiste? | Sanihub

El Diagnóstico Genético Preimplantacional, más conocido por sus siglas DGP, es una prueba que se emplea para detectar si hay algún trastorno genético o cromosómico en los embriones logrados a través de una fecundación in vitro.

A veces, uno de los padres puede ser portador de algún riesgo genético para la descendencia, por este motivo aparece este estudio genético mediante el cual es posible analizar los embriones antes de que sean transferidos. Se seleccionan los que están sanos, es decir, los que no presentan una anomalía determinada y se procede a la fecundación.

¿En qué consiste el estudio genético de embriones?

Este estudio se realiza con un objetivo claro: lograr que los hijos nazcan libres de enfermedades hereditarias evitando el riesgo genético. ¿Por qué puede ocurrir este riesgo genético? Básicamente por dos motivos: debido a una reordenación cromosómica anómala o a algún gen alterado. Una vez que se ha realizado este procedimiento, se pasa a realizar una fecundación in vitro. Para lograrlo, se seleccionan los ovocitos de la madre mediante una hiperestimulación ovárica y se fecundan con los espermatozoides a través de una inyección intracitoplasmática.

Más tarde, se obtienen los zigotos y son cultivados en el laboratorio. Aproximadamente, cinco días más tarde se extraen unas cuantas células para realizarle una biopsia que serán analizadas para detectar posibles anomalías en el embrión.

analisis cromosomas

Beneficios e inconvenientes del DGP

Antes de realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional, es importante informar claramente a los futuros padres de las ventajas y los inconvenientes de este método. Asimismo, hay que informarles sobre qué es lo aconsejable para cada caso.

Esta prueba, como la mayoría de pruebas médicas, no tiene una precisión del 100%, ya sea porque pueda ocurrir un error humano o porque se hayan contaminado las muestras, por supuesto esto no es lo habitual.

El principal beneficio del estudio genético de embriones es asegurarse en gran medida de que tu hijo o hija no nazca con una enfermedad genética, ni padezca síndromes cromosómicos. En definitiva, es aumentar las posibilidades de tener un niño/a sano.

Uno de los principales inconvenientes del DGP es su alto coste, por ello no es una prueba muy usual. Aunque esperamos que con el avance médico tecnológico se logre reducir el precio y que esté al alcance de más parejas que desean asegurarse una descendencia sin problemas genéticos.

Otro riesgo es que si un embrión es dañado durante el proceso de biopsia detendrá su crecimiento y no será idóneo para su transferencia, aunque esto sucede únicamente en una tasa inferior al 1%.

¿Cuándo es aconsejable un Diagnóstico Genético Preimplantacional?

Esta prueba médica es recomendable para los padres que son conscientes de que son portadores o tienen antecedentes de alguna enfermedad genética o cromosómica y no desean que sus hijos la padezcan.

Asimismo, se aconseja el Diagnóstico Genético Preimplantacional cuando los padres y madres superan la edad media de maternidad/paternidad o si la madre tiene un historial de abortos reiterado. O simplemente para aquellas personas que quieren asegurarse de que su descendencia no tenga ninguna enfermedad genética o cromosómica.

Enfermedades como la fibrosis quística, la enfermedad de Huntington, la Distrofia muscular de Duchenne y las enfermedades ligadas al cromosoma X son detectadas mediante la técnica del DGP.

¿Sabías que el primer Diagnóstico Genético Preimplantacional se empleó solo para identificar las enfermedades relacionadas con el cromosoma X en los años 90? Por supuesto, las pruebas genéticas antes del embarazo han ido avanzando y en las últimas décadas las mejoras en el cultivo de embriones y la amplificación del ADN permite realizar diagnósticos mucho más rigurosos. Así si eres portador o tienes antecedentes de enfermedades genéticas o cromosómica en tu familia, es hora de concertar una cita para un Diagnóstico Genético Preimplantacional, así saldrás de dudas.

Categorías: