Volver a Especialidades

Urología

La urología es la rama de la medicina que trata las enfermedades del aparato urinario de ambos sexos (riñones, vejiga) y del aparato genital masculino (próstata, pene, testículos). Un control de la salud del hombre, que proporciona una visión global acerca del funcionamiento del aparato genito-urinario y ayuda a detectar posibles dolencias en fase temprana.

Selecciona las mejores clínicas con Sanihub

Centros cuidadosamente seleccionados

Última tecnología

Precios exclusivos

Encuentra tu centro

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Por favor, déjanos tu teléfono e email y nos pondremos en contacto contigo cuanto antes para explicarte todos los detalles

Horario de llamadas L-V de 9.00 a 20.00h.

¿Cuál es tu consulta?

La urología es la rama de la medicina que se centra en el estudio, diagnóstico, y tratamiento las enfermedades del aparato urinario de ambos sexos (riñones, vejiga) y del aparato genital masculino (próstata, pene, testículos). Un control de la salud del hombre, que proporciona una visión global acerca del funcionamiento del aparato genito-urinario y ayuda a detectar posibles dolencias en fase temprana.

Los urólogos tratan enfermedades de distinta naturaleza como problemas tumorales, incontinencia, disfunción eréctil, problemas de la próstata, etc.

Operación de fimosis

El prepucio, el pene o el glande pueden inflamarse. Cuando el prepucio no puede retraerse sobre la zona del glande, es decir, el exceso de piel deja el glande al descubierto se llama fimosis. En recién nacidos o en niños suele desaparecer sin tratamiento alrededor de los 5 años; sin embargo, si la irritación es prolongada, dificulta la micción y la actividad sexual se recomienda la operación. Es importante tratar a tiempo esta afección para no provocar un estrangulamiento del prepucio y evitar complicaciones más serias.

La operación de fimosis consiste en cortar parte del prepucio eliminando el exceso de piel que rodeaba el prepucio. Es una operación sencilla y rápida que ofrece múltiples beneficios al paciente. Requiere de unos cuidados higiénicos postoperatorios para evitar infecciones y las molestias desaparecen enseguida.

Vasectomía

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico destinado a la esterilización del hombre. Esta operación es la alternativa más adecuada para aquellos que buscan la fórmula más efectiva para evitar la concepción. El procedimiento es muy sencillo, el médico-cirujano realiza una pequeña incisión en los conductos deferentes del escroto bloqueando la salida del esperma. Durante los tres meses siguientes el médico controlará la desaparición del semen en la eyaculación masculina, pasado este tiempo la vasectomía será efectiva.

La operación de vasectomía en ningún caso afecta a la sexualidad del hombre. Por el contrario, gracias a la operación de vasectomía se puede disfrutar de la tranquilidad de saber que no se producirá un embarazo sin la necesidad de depender del uso de preservativo. Este tipo de intervención es reversible en algunos casos.

Láser prostático

El láser prostático es una técnica quirúrgica que permite solucionar la hiperplasia benigna de próstata en una sola intervención, sin anestesia general ni transfusiones, minimizando el riesgo de impotencia e incontinencia. Es una técnica muy avanzada, de última generación, que aplica una energía de alta intensidad sobre el tejido prostático vaporizándolo al seccionarlo. El propio láser sella la zona evitando el sangrado, de esta forma se reducen las complicaciones de la intervención.

Cuando la próstata aumenta su tamaño de manera anormal se llama hiperplasia benigna de próstata. Es un trastorno que se presenta con cierta frecuencia en los hombres a partir de los 45-55 años. No es una afección cancerosa pero provoca múltiples síntomas y en algunas ocasiones dolorosos: micción frecuente y urgente, problemas para comenzar a orinar, flujo de orina débil, pérdidas involuntarias y micción dolorosa y escozor. Si el trastorno se detecta a tiempo se pueden evitar complicaciones de la próstata.