Mesoterapia

La mesoterapia corporal es el método de medicina estética ideado para aportar a la piel efectos tensores y rejuvenecedores. Este tratamiento se lleva a cabo mediante microinfiltraciones de complejos vitamínicos, oligoelementos, minerales y aminoácidos.La mesoterapia corporal se utiliza para eliminar las estrías, los cúmulos de grasa y la flacidez localizada. Con este tratamiento, se puede obtener una figura moldeada y una piel más tersa.

Selecciona las mejores clínicas con Sanihub

Centros cuidadosamente seleccionados

Última tecnología

Precios exclusivos

Encuentra tu centro

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Por favor, déjanos tu teléfono e email y nos pondremos en contacto contigo cuanto antes para explicarte todos los detalles

Horario de llamadas L-V de 9.00 a 20.00h.

¿Cuál es tu consulta?

Mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento de medicina estética dirigido a la reducción de la grasa localizada, reafirmación de la piel y mejora de la circulación sanguínea. Es una técnica eficaz que se lleva a cabo con microinfiltraciones que inyectan complejos vitamínicos, homeopatía, minerales o aminoácidos.

¿Cómo funciona?

Las microinyecciones que se utilizan en mesoterapia tienen una combinación especial de sustancias dirigidos a eliminar la grasa y la celulitis. El contenido es infiltrado debajo de la piel donde actúa sobre el metabolismo del tejido adiposo disolviéndolo. Después el cuerpo elimina la grasa a través de la orina o es sistema linfático. Esta técnica puede ser combinada con otros tratamientos de estética como drenaje linfático o presoterapia para ayudar a la eliminación de la grasa y mejorar la eficacia del tratamiento.

La combinación de sustancias que se inyectan son seleccionadas por el médico. Es muy importante contar con un buen especialista para que el tratamiento sea efectivo. La mesoterapia elimina la acumulación de grasa, mejora la circulación y facilita el drenaje linfático eliminando toxinas

¿En qué consiste el tratamiento?

Para poder someterse a un tratamiento de mesoterapia lo primero es acudir a la consulta del médico para que valore la salud general del paciente y la situación de la zona a tratar. La mesoterapia no puede ser aplicada en mujeres embarazadas o lactantes, personas que puedan tener algún tipo de alergia a las sustancias utilizadas, que tengan problemas de coagulación o de circulación, que padezcan enfermedades cutáneas, infecciosas o que estén en tratamiento oncológico.

La mesoterapia es una técnica no quirúrgica que no precisa de anestesia para su realización. Las inyecciones son aplicadas manualmente o con un aparato de inyección asistida. En ocasiones los pinchazos pueden ser molestos pero es un dolor bastante soportable. Las sustancias que se infiltran son una combinación de vitaminas, oligoelementos y aminoácidos que aportan a la piel un efecto ultranutritivo.

La duración de cada sesión es variable en función de la zona a tratar, aunque generalmente suelen ser  entre 10 y 30 minutos. Para conseguir el efecto tensor y rejuvenecido de la piel es necesario realizar entre 7 y 12 sesiones, siendo el médico el que determine la duración y necesidad del tratamiento.

Una vez terminada la sesión es posible que la zona esté un poco enrojecida por los pinchazos o con ligera inflamación. El médico le recomendará unas cremas para reducirlo y calmar la zona. También es recomendable ingerir abundante agua después de la sesión para ayudar a la eliminación de las toxinas. Es imprescindible que no exponga la zona al sol o bien la proteja con un alto factor de protección solar. Los resultados comienzan a notarse pasadas 2 o 3 semanas.

La mesoterapia aplicada en las zonas más problemáticas como las caderas, glúteos, muslos o abdomen consigue remodelar la figura, eliminar las estrías y una piel más tersa. Aunque esta técnica puede ser utilizada también en la cara para tratar el acné y las arrugas remodelando el rostro o en el cuero cabelludo para tratar la caída del cabello.

¿Qué beneficios aporta la mesoterapia?

El tratamiento de mesoterapia ofrece una serie de ventajas para la paciente como: