Volver a Especialidades

Ginecología

La especialidad de Ginecología se encarga del cuidado de todo lo relacionado con el sistema reproductor femenino. Con los servicios de ginecología se asocia también la obstetricia, la cual se ocupa del embarazo, el parto y postparto. Con la intención de gozar de buena salud y prevenir los trastornos que se puedan ocasionar, es conveniente que las mujeres realicen sus consultas de ginecología de manera periódica.

Ecografía

La ecografía es una prueba no invasiva, que se sirve de los ultrasonidos para recrear imágenes del interior del cuerpo. No utiliza rayos x, por lo que no requiere de prescripción médica y es apta para mujeres embarazadas.

Ver tratamientos

Mamografía

La mamografía es una prueba radiológica que puede detectar cualquier desarrollo anómalo de los senos, que puede degenerar en patologías como el cáncer de mama.

Ver tratamientos

Selecciona las mejores clínicas con Sanihub

Centros cuidadosamente seleccionados

Última tecnología

Precios exclusivos

Encuentra tu centro

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

Por favor, déjanos tu teléfono e email y nos pondremos en contacto contigo cuanto antes para explicarte todos los detalles

Horario de llamadas L-V de 9.00 a 20.00h.

¿Cuál es tu consulta?

La especialidad de Ginecología se encarga del cuidado de todo lo relacionado con el aparato reproductor femenino –útero, vagina y ovarios-. El servicio de ginecología se asocia también con la especialidad de obstetricia, la cual se encarga de la adecuada evolución y desarrollo del embarazo, el parto y postparto.

El ginecólogo es un médico que además de diagnosticar y tratar cualquier trastorno de la salud de la mujer tiene como misión ayudar a prevenir enfermedades mediante las revisiones periódicas y el establecimiento de unas rutinas saludables.

El especialista en ginecología acompañará a la mujer durante su etapa fértil, en el embarazo y la menopausia.

Ecografía

La ecografía es una prueba que utiliza los ultrasonidos para recrear imágenes de los órganos o tejidos del interior del cuerpo. La ecografía puede ser bidimensional o tridimensional. No es una prueba invasiva y tampoco utiliza rayos X por lo que es muy segura para mujeres embarazadas. Es la prueba más utilizada para observar el movimiento y desarrollo del feto.

La ecografía es muy sencilla, utiliza un aparato llamado transductor que emite ondas sonoras de alta frecuencia que rebotan en los tejidos y órganos del cuerpo enviando señales que el ordenador convierte en imágenes. Es necesario el uso de un gel que ayuda al aparato a transmitir los ultrasonidos.

Esta prueba sirve para detectar la inflamación de los órganos, alteraciones en el tejido, tumores o nódulos e imágenes de gran calidad para evaluar el desarrollo y evolución del feto.

Mamografía

La mamografía es una prueba de imagen por rayos X que puede detectar cualquier desarrollo anómalo de los senos y que pueden degenerar en patologías como el cáncer de mama. Las mamografías periódicas ayudan a detectar tumores en etapas muy tempranas, por ello es importante realizar mamografías habituales a partir de los 40 años o antes si se tienen antecedentes de cáncer de mama.

La mamografía es una prueba ligeramente molesta que puede incomodar más si se tiene la menstruación o se está a punto de tenerla. Pero las molestias desaparecen una vez concluida la prueba. Para llevar a cabo la mamografía un profesional especializado colocará el seno sobre una placa y otra superior aplanará la mama, ejerciendo presión sobre la misma. Se realizarán cuatro radiografías, dos por cada mama.

Reconocimiento ginecológico

El reconocimiento ginecológico es una revisión en profundidad de la salud de la mujer, de forma muy específica. Incluye un gran abanico de pruebas especialmente indicadas para prevenir y retrasar la aparición de posibles enfermedades.

Las exploraciones incluidas en los reconocimientos no son exclusivamente del aparato reproductor femenino sino también de aquellos órganos que pueden estar relacionados con las distintas etapas de la mujer -control de la masa corporal, presión arterial y pulso-.

Revisión ginecológica

La revisión ginecológica es una prueba anual imprescindible para todas las mujeres mayores de 18 años o bien cuando comienzan a mantener relaciones sexuales. Estas revisiones tienen una función preventiva y comprenden los procedimientos básicos –exploraciones y pruebas de cribado- para garantizar un correcto estado de salud íntima de la paciente.

En estas visitas ginecológicas se establecerán hábitos sexuales saludables para minimizar el contagio de posibles enfermedades y se podrá resolver cualquier duda sobre el funcionamiento del aparato sexual femenino, sexo, control de la natalidad, embarazo o menopausia.